Razones por la cual es bueno abrir una cuenta de ahorro a tu hijo

Es más que claro, que hoy en día la economía es inestable y no sabemos cuándo puede presentar un quebranto. Dichos quebrantos nos afectan a todos, en especial a los más pequeños de la casa, es decir, nuestros hijos, ya que mientras menos dinero, menor será la solvencia de sus necesidades, por parte de sus padres.

Abrir una cuenta de ahorro a los descendientes es una sabia decisión, debido a que por medio de esta se acumulará dinero progresivamente y este podrá ser usado en un futuro, para algo específico, como la educación, alguna emergencia, entre otras circunstancias.

Los bancos ofrecen la apertura de cuentas de ahorro a menores en la mayoría de las instituciones, aunque claramente no todas lo permiten, las que si aseguran una nueva generación de clientela y ayudan a una familia a consolidar los gastos que un hijo en un futuro pueda necesitar.

Existen también circunstancias donde esta decisión no es sabia y es por ejemplo en lugares donde la inflación debilite la moneda que, al cabo de un tiempo, el dinero invertido dentro de la cuenta, no tendrá valor alguno.

Según expertos, los padres que abran una cuenta de ahorros a sus hijos durante su niñez o adolescencia tienen un gasto entre 30 y 40% menor cuando estos lleguen a la edad de universidad o final de secundaria, por ello invertir una mínima cantidad del presupuesto mensual en una de estas cuentas, es más que sabio e inteligente.

Si es vive en un país con inflación constante, como se mencionó anteriormente, no es buena idea abrir la cuenta, ya que los activos se desvalorizan rápidamente, así que adquirir bienes y venderlos cuando sea necesario el dinero para algunas de las causas que se nombraron anteriormente, es sin dudas una gran alternativa.